*

X

9 maneras en que la tecnología afecta tu salud mental

Ciencia

Por: pijamasurf - 05/13/2014

Al tiempo en que las redes sociales ayudan a conectarnos con los demás nos están aislando. Poco a poco, sin que nos demos cuenta, va cambiando la forma en que nos proyectamos, al punto en que somos incapaces de coincidir con la imagen que hemos creado en línea.
luke pearson2

Luke Pearson

Gabriela Hernández Guerra tenía 22 años cuando se quitó la vida, poco después de anunciar su suicidio por facebook. El motivo: el término de la relación virtual que sostenía por chat con su novio ecuatoriano. Esta joven veracruzana es apenas un ejemplo de un fenómeno que ocurre en todo el mundo. Hace apenas un par de días, una joven de 17 años se suicidó en Bangalore, India, porque porque su mamá la obligó a cerrar su cuenta de facebook.

¿Por qué sucede esto?¿De qué manera están afectando las redes sociales nuestra salud mental?

Aunque uno de los principales usos de las redes sociales es mantener contacto con la gente que te importa y estar al tanto de toda clase de actividades sociales, paradójicamente también fomentan el desarrollo de comportamientos narcisistas y antisociales. El problema es creer que las redes sociales reflejan fielmente la realidad, cuando más bien nos la muestran vista desde un sólo ángulo, impidiéndonos captarla en todas sus dimensiones.

En algún punto del camino hemos abusado de las ventajas de las redes sociales, rápidamente han pasado de ser un medio a ser un fin. De repente, escoger una foto de perfil adecuada se ha vuelto una preocupación que puede amargar tu día. Hemos llegado al punto en que no sólo estamos comparando constantemente nuestra vida con la de los demás, sino que ni siquiera somos capaces de tener una vida a la altura de nuestra propia persona digital (la cual sólo muestra una edición de nuestros mejores momentos). En la era de la autopromoción, ya ni siquiera somos capaces de comprarnos a nosotros mismos.

El portal DoSomething.org nos muestra una lista de 9 formas en las que la tecnología está afectando nuestra salud mental:

1. Sueño. Utilizar una laptop o algún dispositivo móvil durante la noche puede afectar seriamente nuestros patrones de sueño, al punto de generarnos un desorden. Esto genera estrés y síntomas de depresión.

2. Depresión. La gente que siente la necesidad de mantenerse constantemente accesible a través de sus dispositivos móviles tiende a manifestar más síntomas de depresión.

3. Adicción. Quizá no haga falta decirlo, pero el uso constante de las redes genera adicción a nivel cerebral, activando los mismos mecanismos que pone a trabajar cualquier droga adictiva.

4. Estrés 24/7. Cuando nos conectamos a internet apenas llegamos del trabajo o de la escuela, nuestros cerebros no tienen tiempo para relajarse después de las actividades del día. Si lo primero que haces al despertarse es checar tu facebook seguramente tienes a tu cerebro trabajando bajo un estrés que no para durante toda la semana.

5. FOMO “Fear Of Missing Out” (Miedo a perderse algo).  Mientras aumenta la popularidad de las redes sociales, se ha vuelto un fenómeno real esta sensación de sentir presión para acudir a cada evento y compartir cada experiencia. Es la idea de que todos se están divirtiendo y lo están haciendo sin ti.  

nick dewar

Nick Dewar

6. Aislamiento.  El uso excesivo de la tecnología puede llevar al aislamiento mientras se tiene la ilusión de estar generando conexiones reales con los demás.

7. Agresividad. Con el aumento en el uso del internet también han aumentado la rudeza y la incivilidad. El anonimato y la posibilidad de difusión masiva de contenidos abonan el terreno para que crezca el cyberbulling.

8. Inseguridad. El constante acceso a las redes sociales mediante dispositivos móviles hace que estemos constantemente conscientes de lo que los demás están haciendo. Lo que sucede: estamos comprando todo el tiempo nuestra vida cotidiana con la glamourosa vida editada de los demás. Así siempre vas a tener las de perder.

9. Ansiedad. Después de usar pinterest la gente tiene la sensación de no estar siendo suficientemente creativa. Lo mismo pasa con las demás redes: nunca vamos a conocer suficiente música o haber estado en tantos lugares como los demás. Siempre habrá alguien más exitoso que nosotros, al menos según la parte de su vida que no mantienen oculta.  

Un estudio revela que somos genéticamente similares a nuestros amigos

Ciencia

Por: pijamasurf - 05/13/2014

Las razones por las que escogemos la amistad de ciertas personas parece ser mucho más profundas de lo que pensamos, y tienen sus propios intereses evolutivos

environmental vs genetic

Un nuevo estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Science sugiere que los amigos que escogemos a lo largo de nuestra vida son personas cuyos genes se parecen a los nuestros, y por lo tanto nos ayudan a evolucionar. Aunque suene extraño (y a la vez quizá no del todo descabellado), el profesor James Fowler, coautor del estudio, encontró que los amigos son, de hecho, amigos a niveles mucho más profundos de lo que imaginamos, y tienen sus propios intereses genéticos que llenar.

El estudio examinó a 1,932 sujetos. El primer grupo consistió de pares de amigos no relacionados, mientras el segundo estaba compuesto de extraños no relacionados. Los científicos examinaron 1.5 marcas de variaciones de genes para poder medir con precisión el grado genético en que cada persona era similar a su par amigo o extraño.

“Hemos encontrado que compartimos alrededor de 1% de nuestros genes con nuestros amigos”, anotó Fowler. “En promedio, nuestros estudios indican que somos genéticamente similares a nuestros amigos tanto como lo somos a nuestros primos cuartos o personas que comparten tátara-tátara-tátara-abuelos”.

Entre los genes más compartidos entre amigos está el del sentido del olfato. “Los amigos tienden a oler cosas de la misma manera”, apuntó Fowler. En la prehistoria, por ejemplo, las personas que gustaban del olor a sangre cazaban juntas, mientras que los recolectores podrían preferir el olor de las flores silvestres. Hoy en día, apunta Fowler, eso se traduce a que las personas que gustan del olor a café se congregan en cafeterías.

Al parecer nuestro ADN es una fuerza motora para muchas de las cosas que preferimos hacer en nuestra vida diaria, y como tal, nos inclinamos más a interactuar y procurar amistades con personas genéticamente similares.

Otro aspecto importante es que los genes entre amigos parecen tener una amistad propia, y, por supuesto, intereses personales. Los investigadores encontraron que las personas con las que escogemos asociarnos tienden a ser inmunológicamente distintos a nosotros, y ello les proporciona extra-protección inmunológica.