*

X
Experto explica el inusual fenómeno de un arcoíris cuádruple recientemente captado por una mujer en Nueva York

CDHE0hUVEAAYA56

Hace unos día, Amanda Curtis tomó esta imagen en una estación de tren en Long Island, Nueva York. La subió a Twitter y el arcoíris cuádruple no tardó en viralizarse, aunque dejando algunas dudas sobre su autenticidad.

Un experto en fenómenos atmosféricos explica en el Washington Post que la imagen no ha sido alterada y señala que es un ejemplo de la combinación de un arcoíris primario y otro secundario (fenómenos comunes) ocurriendo en conjunto con sus contrapartes de luz reflejada.

Un arcoíris secundario involucra dos refracciones internas de la luz del Sol dentro de gotas de lluvia, lo que revierte la secuencia de colores (en este caso rojo adentro y violeta afuera). Usualmente podemos ver esta porción de los arcoíris por encima del horizonte, ya que no hay suficiente densidad de gotas de lluvia entre el observador y el suelo para que se vea el arcoíris debajo del horizonte.

Para que se presenten los mucho más raros arcoíris reflejados que se muestran en esta espectacular foto, debe haber una superficie grande lisa y vidriosa de agua detrás del observador. Esa superficie de agua refleja el Sol, por lo que se genera una fuente de luz solar secundaria. Este Sol reflejado... crea un segundo arcoíris primario y un segundo arcoíris secundario en los lados opuestos del cielo al Sol, pero el centro de estos arcoíris de luz reflejada aparece por encima del horizonte. La geometría dicta que los arcoíris regulares y los de luz reflejada se unirán en el horizonte, como muestra la foto.

 

La magia perceptual de los pulpos: tienen neuronas en los tentáculos y pueden ver la luz con la piel

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 04/23/2015

La magia de los pulpos sigue sorprendiendo: descubren que su cuerpo entero es un ojo y absorben la luz para transfigurarse en sus fantásticas mimesis protectoras

na_img_octopus_legend

Los pulpos son como los magos del mar: los científicos les siguen descubriendo increíbles facultades de prestidigitación y extraña inteligencia invertebrada. Hace un par de años el doctor Peter Godfrey-Smith de Harvard descubrió que los cefalopodos tienen una mente distribuida en su cuerpo, con más de de la mitad de sus 500 millones de neuronas en los brazos. Es necesario recordar que el pulpo --y en general los cefalópodos-- es un animal capaz de resolver problemas complejos y usar herramientas, lo cual lo coloca entre la élite de animales inteligentes, junto a los delfines, los elefantes, los cuervos y los monos.

Su capacidad para camuflarse es realmente asombrosa, como puede apreciarse en este video. Por si fuera poco, estos maestro del ilusionismo también tienen una inusitada capacidad para percibir la luz con su piel. Según Carl Zimmer en The New York Times,"estos animales, de hecho, han evolucionado un ojo en todo su cuerpo". Sí, por más extraño que parezca eso, el pulpo es todo él un ojo. Lo cual nos recuerda la frase de Terence McKenna que decía que "el pulpo viste su mente", sugiriendo que en el pulpo la mente estaba en todas partes, algo que no parece lejano si consideramos la cantidad de neuronas que tiene en sus tentáculos y su capacidad de percibir la luz mediante la piel (después de todo, el ojo es parte del sistema nervioso).

Nos dice Zimmer que, cuando la luz entra en el ojo de un cefalópodo, su retina choca contra una molécula llamada opsina. Estas moléculas emiten una señal eléctrica que va del ojo al cerebro. El ser humano también produce algo similar, pero lo que es inédito es que el pulpo produce esta molécula también en su piel, por lo que es posible que estos moluscos geniales puedan percibir la luz tanto con su piel como con sus ojos. Este talento único, al parecer, es utilizado por los pulpos para mimetizarse con su entorno: pueden ver a sus espaldas y diseñar su traje del momento sin tener que voltear. "Cuando sus músculos se contraen, estiran sus cromatóforos, permitiéndoles absorber más luz y dándoles más colores. Los cefalópodos tiene más de 96 mil células cromatóforas por pulgada cuadrada de piel, las cuales utilizan como una especie de pantalla de video de alta definición", dice Zimmer.

Hace más de 20 años Terence McKenna, embelesado por el pulpo, había dicho, con cierta preclaridad:

Creo que la imagen totémica del futuro es el pulpo. Eso es porque los calamares y los pulpos han perfeccionado una forma de comunicación que es tanto psicodélica como telepática; un modelo para la comunicación humana del futuro. En otras palabras podríamos crear una sintaxis visual que sería el equivalente humano a la danza de luz, textura y posicionamiento que constituyen la gramática de los calamares y los pulpos.