*

X

Las cosas pueden mejorar con un ácido (o así sucedió en este concierto de Leonard Cohen)

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 07/20/2015

Los psicodélicos tienen la virtud de proveer experiencias edificantes, de transformar la realidad subjetiva, y ese fue el efecto durante una presentación de Leonard Cohen que estuvo a punto de naufragar
lc

Imagen: Rama (Wikimedia Commons)

Las sustancias psicoactivas pueden tener malos resultados pero en algunas ocasiones son capaces de expandir la conciencia y revelarnos los entresijos del mundo, correr la cortina, romper la normalidad para mirar el otro lado del espejo.

En 1972, Leonard Cohen se encontraba en Jerusalén, en el estadio Yad Eliyahu Sports Palace, para cerrar su gira mundial de aquel año. Entre las primeras canciones programadas aquella noche se encontraba “Bird on a Wire”, que al parecer gozaba de enorme aprecio entre el público asistente, el cual comenzó a aplaudir apenas Cohen pronunció las tres palabras de inicio.

 

La reacción del público irritó profundamente al cantautor, quien en vez de continuar tomó el micrófono para hacer esta petición:

De veras, de veras disfruto mucho que ustedes reconozcan la canción, pero… estoy lo suficientemente asustado de estar aquí, y pienso que algo está mal cada vez que ustedes comienzan a aplaudir. Así que si reconocen la canción, ¿podrían solamente agitar sus manos? De verdad me gustaría verlos a todos ustedes agitando sus manos si reconocen la canción.

Espero que me apoyen. Estas canciones son una especie de, eh… son meditaciones para mí, ustedes saben, simplemente no me entusiasmo con ellas, y siento que los estoy engañando, así que lo intentaré de nuevo, ¿está bien? Y si no funciona, me detendré a la mitad. No hay razón por la que debamos mutilar una canción solo para guardar las apariencias, pero aquí vamos.

Irónicamente, la petición de Cohen despertó aún más aplausos, por lo que este tuvo que volver a intervenir, aprovechando que se encontraba en Jerusalén para invocar la autoridad de la cábala, asegurando que en el Antiguo Testamento podía leerse que no fue sino hasta que Adán y Eva se miraron cara a cara que Dios pudo sentarse en su trono. “Mi parte masculina y femenina se rehúsan a encontrarse esta noche, y Dios no se sienta en su trono”, dijo Cohen, intentando dar palabras a la incomodidad que sentía. Después de esto, anunció que dejaría el escenario para reflexionar en su vestidor si podría continuar.

Una vez tras bambalinas y después de varias discusiones con los promotores, Cohen pensó de pronto que necesitaba rasurarse. Fue hasta el estuche de su guitarra y después de encontrar su navaja, hurgó más y encontró un papel de LSD. Se giró hacia su banda y les preguntó si querían un poco. "¿Por qué no?", respondieron. Entonces Cohen tomó el papel, lo partió y se lo dio a sus músicos ―después de todo, se encontraba en Jerusalén. Para finalizar, Cohen se fumó un cigarro y, entonces sí, consideró que estaba apto para volver al escenario.

Mientras cantaba, Cohen recuerda que el LSD comenzó a hacerse presente bajo la forma de una visión del Antiguo Testamento, como si el público que lo escuchaba se hubiera convertido en la multitud de las 12 tribus de Israel. Al interpretar “So Long, Marianne” se apareció ante él la Virgen María, entonces lloró y buscó ocultar su llanto entre sus músicos, pero se dio cuenta de que ellos también lloraban.

Aunque, a su manera, las experiencias con psicodélicos son edificantes, esta historia no tiene moraleja, pues aquello que Leonard Cohen obtuvo de ese encuentro espontáneo con un papelillo de LSD no pudo haberlo tenido otra persona.

Fundador de la Sociedad Discordiana, una famosa célula Illuminati, revela los principios básicos para identificar a un miembro de esta sociedad secreta

Compartimos aquí una vieja carta del fundador de la caótica y poética religión discordiana, Greg Hill, la cual fue una de las grandes influencias en la creación de la moderna narrativa de la teoría de la conspiración avanzada por Robert Anton Willson en su imperdible Illuminatus!. Hill escribe que entre los antiguos miembros de los Illuminati, en uno de esos consejos religiosos como los que se celebraban en Estambul, se hizo una encíclica sobre la marca de los verdaderos miembros de esta organización, los cuales debían ser reconocidos por un signo visible (aunque no abiertamente, había que penetrar el sanctum sanctorumdeus absconditus) de su iluminación.greg_hill-how_to_tell_a_true_illuminatus-892x1024

 

A una suerte de teodicea, Hill sentencia que el signo divino del ojo en la pirámide a veces ubicado en la frente ahora sería encontrado en la anatomía del iniciado pero en el ano, "en un secreto lugar profundo dentro del propio hoyo en el ano", emblema irrefutable de la existencia de la "Profunda Luz". Hill pide, para "reconocer a los elegidos", esperar el momento apropiado para "casualmente mirar dentro de su ano. Y si ves el Ojo mirándote a ti --realmente sí es un Iluminado". Siendo una sociedad secreta, el ojo debe estar cubierto por máxima celosía. 

greg_hill-eye_in_the_arse-847x1024

Greg Hill (a.k.a. Malaclypse the Younger y también en este caso Mad Malik) es uno de los fundadores de esta religión de cábula cábala galáctica, junto con Kerry Wendell Thornley. El origen data de una sesión de bolos en la que un mono transdimensional les reveló telepáticamente los mandamientos de lo que sería el texto seminal: Principia Discordia o Libro del caos. Para los amantes de la teoría de conspiración, Thornley escribió en 1962 un primer borrador sobre las actividades de Lee Harvey Oswald, esto es, claro, antes de que se le culpara de asesinar a Kennedy. Las palabras de Hill y Thornley son dogma, puesto que son Sumos Pontífices del discordianismo, pero hay que mencionar que la religión permite innumerables papas, investidos con absoluta autoridad, uno de ellos por supuesto el papa Bob (Anton Wilson).

Así que ya sabes, si quieres determinar si alguien es Illuminati, mira al fondo de su ano, busca el ojo con su luz de oro anal en el microcosmos anatómico de la pineal. Por cierto, las agencias de desinformación circulan en la Red algunas imágenes que sugieren que Miley Cyrus ha sido aceptada y ha desarrollado el sello a un lado del perineo (fractal de los Pirineos). Fnord.

Si te interesa la religión discordiana o amas a Eris, la hermosa diosa de vulva de lasaña voladora y ojos de obsidiana de espejo de humo, visita el sitio de Adam Gorightly, el albacea de todos los documentos de la más genial travesura memética de las últimas décadas.

Si quieres saber quiénes son realmente los Illuminati, lee este artículo.

 

Twitter del autor: @alepholo