*

X
Un mundo fascinante: cada vez que tomamos un vaso con agua podríamos estar bebiendo miles de millones de años

Cuando bebas agua dedica un pensamiento al manantial.

Proverbio chino

"El agua es vida", reza la frase popular que todos hemos escuchado en incontables ocasiones pero que pocos dimensionamos realmente. Y es que este líquido, su ineludible fluidez, es candidato a ser uno de los ingredientes más preciosos del universo. ¿Por ejemplo, si cuando bebes agua en un vaso, gesto obviamente rutinario, consideraras que ese líquido traslúcido que estás ingiriendo podría ser más viejo que el mismo Sol, no lo verías de forma distinta?, ¿lo revalorarías radicalmente? 

16TB-water-articleLargeAunque no está del todo confirmado cómo llegó el agua a la Tierra, una de las teorías más aceptadas sugiere que utilizó como vehículo partículas de hielo que flotaban en una nube cósmica hace 4 mil 600 millones de años, antes de que el Sol se estableciera en nuestro vecindario cósmico. Y de acuerdo con los cálculos astrofísicos, al menos la mitad del agua presente en el planeta tiene ese origen, es decir, la mitad del agua con la que interactuamos es mucho más vieja que el propio sistema solar.    

Este dato abismal es una invitación perfecta para redimensionar el valor del agua y el papel que este generoso elemento juega en nuestra vida y en el universo. Sin agua no somos y ella sabe más, mucho más, que nosotros. Pero además es un buen aliciente para reencantarnos con la realidad. A fin de cuentas la cantidad de aspectos e ingredientes presentes alrededor de, incluso, el más simple acto, por ejemplo beber un vaso de agua, es tan rica que pareciera no haber pretexto para no aceptar que el nuestro es un mundo alucinante, uno absolutamente propenso para ejercer la fascinación y, como consecuencia, el agradecimiento. 

Cuando bebemos agua bebemos miles de millones de años, y como sugiere Nicholas St. Fleur en el New York Times, bien valdría la pena brindar por eso. 

 

Twitter del autor: @ParadoxeParadis

Cómo una dieta vegetariana cambia los genes de los seres humanos

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 04/19/2016

A lo largo de generaciones, los vegetarianos han desarrollado genes mutantes que les permiten absorber ácidos grasos de las frutas y verduras

Nuevas investigaciones muestran que una dieta vegetariana produce a lo largo del tiempo mutaciones genéticas. Personas que tienen un linaje de ancestros vegetarianos o mayormente vegetarianos pueden producir ácidos grasos como el omega 3 y el omega 6 sin la necesidad de consumir alimentos de origen animal. Estos ácidos grasos de cadena corta son sumamente importantes para la función cerebral.

Los vegetarianos han desarrollado enzimas de rápida acción a través de la mutación, que les permiten obtener dichos ácidos grasos de las frutas y verduras. Ahora bien, esto no significa que dejar de comer carne producirá una reacción mutante para que tu cuerpo genere tales ácidos esenciales. Los científicos explican que sólo aquellos que provienen de un linaje vegetariano tienen las enzimas, por lo cual ello podría ser un factor a considerar para una persona que está pensando en volverse vegetariana.

Más allá de esto existen otras razones por las cuales hacerse vegetariano, incluyendo la conciencia ecológica. Según Madeleine Somerville en The Guardian los daños al planeta generados por el uso de tierra para criar animales para consumo de carne, la energía y el transporte que requieren es uno de los principales contribuyentes al cambio climático. Una hamburguesa, señala, tiene un efecto similar a conducir 600km. El ganado necesita más de 100 veces la tierra que requiere el cultivo de otros alimentos. En esto coincide el documental Cowspiracy en el que se sugiere que la industria que produce carne en Estados Unidos está protegida por diferentes organizaciones, incluyendo Greenpeace. A eso se añade la compasión que uno puede sentir por los animales que son criados para convertirse en hamburguesas u otros platillos.