*

X

Este sencillo método está probando ser muy efectivo contra las adicciones

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/25/2017

Su eficiencia y novedad estriba en que permite regular las emociones asociadas a la adicción

Generalmente, una adicción tiene que ver con un problema interior (una especie de sensación respecto de la vida). Como sociedad, hoy estamos envueltos en una dinámica frenética que nos invita a competir, ser exitosos, producir, aparecer en las redes sociales, todo ello sin descanso, y cada vez tenemos menos tiempo para darnos un respiro y confrontarnos con lo que verdaderamente creemos y buscamos ser.

En este rimo es muy fácil perder de vista cuando, por generar aún más distracción, o como una especie de ansiolítico (aunque paradójicamente nos produzca mayor ansiedad), caemos en alguna adicción, ya sea a la comida o al entretenimiento, el tabaco, el alcohol, la fiesta, las redes sociales, la lista puede ser inabarcable.

En este sentido un freno que nos invite a tener un encuentro con nosotros mismos puede ser ideal para caer en cuenta de aquello a lo que somos adictos y, de paso, si esta herramienta además nos ayuda a liberarnos de la adicción, entonces estamos hablando de una espléndida joya. Recientemente, un estudio publicado en la revista Drug and Alcohol Dependence encontró que la meditación es efectiva tanto en la prevención como en el tratamiento de las adicciones.

Los investigadores ubicaron los síntomas más recurrentes asociados a las adicciones, tales como antojo desmedido, compulsividad e impulsividad, humores negativos y estrés. Conformaron un grupo de fumadores y no fumadores y los adentraron en un entrenamiento de meditación.

Luego de la meditación, los resultados obtenidos por medio de una muestra de saliva en ambos grupos revelaron increíbles beneficios, pues las áreas del cerebro vinculadas a los anteriores síntomas redujeron su actividad. En resumen, la regulación emocional que aporta la meditación es un poderoso método contra las adicciones, quizá el mayor hasta ahora conocido.

Un patrón se convierte en una adicción cuando experimentamos un sentimiento que nos disgusta, buscamos refugio, recibimos como compensación una dosis de dopamina y luego recurrimos a ella una y otra vez.

En este sentido el mindfulness equilibra las emociones, nos hace observarlas desde fuera y, con ello, de algún modo ser más dueños de nosotros mismos.

 

En Pijama Surf:

Cómo meditar (una sencilla guía para principiantes)

Guía práctica para aclarar la mente durante la meditación

5 formas en las que la meditación modifica el cerebro, según científica de Harvard

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/25/2017

La meditación modifica 5 grandes áreas del cerebro mejorando la cognición, la capacidad de empatía, reduciendo el estrés y más

Sara Lazar es una neurocientífica de la Escuela Médica Harvard experta en los beneficios de la meditación. Lazar probó ella misma los beneficios del yoga y la meditación y después decidió estudiarlos de manera científica. Su trabajo compilando diversos estudios muestra que la meditación afecta mayormente a cinco áreas del cerebro. De manera notable, las personas de 50 años que meditan tienen la misma cantidad de materia gris en el córtex prefrontal que aquellas de 25 años. 

En resumen, la meditación mejora la concentración (o controla la divagación mental, también conocida como ruminación), nos hace menos egoístas, mejora los procesos cognitivos, el control emocional, la producción de ciertos neurotransmisores y los mecanismos asociados con la empatía, la compasión y la disminución de estrés.

1. La principal diferencia, según Lazar, ocurre en el cingulado posterior, el cual está involucrado en la divagación mental y la relevancia del yo.

2. También en el hipocampo izquierdo, que asiste en el aprendizaje, la cognición, la memoria y la regulación emocional

3. Asimismo, en la intersección temporo-parietal, asociada a la toma de perspectiva, la empatía y la compasión.

4. Igualmente, en un área del tronco cerebral llamado Pons, en el cual se producen varios neurotransmisores regulatorios. 

5. Y finalmente en la amígdala, el área asociada a la respuesta de huir y luchar, clave en la ansiedad, el miedo y el estrés. Esta área fue reducida en tamaño con un programa de mindfulness.