*

X
Facebook y Google se están convirtiendo en los dos grandes imperios globales y, de paso, acabando con el periodismo tradicional en buena parte del orbe

El poderío de Google y Facebook sigue creciendo, al tiempo que los medios de comunicación que no son también específicamente compañías de tecnología están sufriendo estragos.

El sitio Poynter reporta que esta semana, la compañía Time Inc. anunció que despediría a 300 personas para intentar volverse más eficiente. También esta semana el Huffington Post indicó que despediría a 39 miembros de su staff, y Verizon, la compañía a la que le pertenece este medio de noticias, adquirirá Yahoo. Asimismo, el popular sitio de noticias Vocativ señaló que se desharía de todo su staff editorial, en una decisión estratégica para centrarse solamente en producción de video. Hace 2 semanas el New York Times anunció que reduciría su equipo editorial, también para enfocarse en contenido visual. Se podrían citar otros casos, como por ejemplo The Guardian, que en los últimos meses ha pedido donaciones a sus usuarios.

El tema tiene que ver con que estos medios viven de la publicidad digital. Pero Facebook y Google, que controlan en gran medida la popularidad de todos los medios digitales al dirigir el tráfico, poseen también la gran mayoría del pastel de la publicidad. Diversos reportes del primer cuarto de año muestran que Facebook y Google se llevan el 71% del dinero que se gasta en publicidad en línea y todas las demás compañías el 29%. En el 2015 era sólo el 64%, así que hay una marcada tendencia hacia el duopolio. Evidentemente, como ha quedado claro con cosas como la llamada cámara de ecos y la burbuja de filtros que fue observada en las pasadas elecciones de Estados Unidos, tal desequilibrio de poder es peligroso y afecta a los estratos políticos y sociales.

Esto además tiene el efecto de reducir dramáticamente la calidad de la información que se genera en los diarios, ya que cada vez más personas producen contenido gratis y el contenido viral es el que predomina, por lo cual hay pocos incentivos para invertir en contenido de calidad. Sin duda, este puede ser uno de los grandes problemas que enfrentemos como sociedad en el futuro. Cuando los medios de información son ante todo compañías de tecnología, tenemos que confiar en la curaduría de los algoritmos y en su capacidad de entregarnos lo relevante. en tanto que estos algoritmos están programados fundamentalmente para incrementar las ganancias de dichas compañías, nos enfrentamos a la total deshumanización de las noticias. 

Por todo esto y por el hecho de que sus algoritmos son secretos y existen en una laguna legal en la cual no tienen que rendir cuentas, las académicas Ellen P. Goodman y Julia Powles llamaron a Google y a Facebook "los imperios más poderosos y furtivos que han existido en la historia de la humanidad" en este artículo de The Guardian (uno de esos artículos que quizás ya no veamos en los siguientes años). Estas profesoras universitarias hacen una interesante analogía: Facebook y Google no pueden realmente definirse: son plataformas, son medios, son redes sociales, son buscadores, etc... Lo que sí podemos decir es que nosotros somos el media, el contenido dentro de estos gigantes, los usuarios somos también sus productos y esto es algo único en la historia.

Te podría interesar:
Estas son algunas de las imágenes que la NASA consiguiró durante 37 sobrevuelos de Juno, entre 10 mil y 4 mil 667 km sobre la capa nubosa durante 18 meses

Tras 5 años en el universo, la nave espacial de la NASA, Juno, ha recolectado valiosa información sobre Júpiter para así desentrañar los misterios del planeta más grande del sistema solar. Los primeros resultados, por ejemplo, mostraron que en Júpiter hay pistas del momento en que se inició el sistema en el que habitamos, pues posee sonidos provenientes del campo magnético que fungen como un “arco de choque” –o sonic boom

Ahora, con una imagen más completa del planeta, se sabe que Júpiter tiene un campo magnético casi dos veces más fuerte de lo esperado, ciclones que erupcionan y giran en torno a los polos del planeta, un núcleo más grande con metales pesados que se disuelven lentamente en una capa de hidrógeno metálico líquido, y unas poderosas auroras que brillan cerca de los polos y que se agitan entre tormentas y espirales de colores pastel. 

Para Candy Hansen del Instituto de Ciencias Planetarias, las columnas de gas que se encuentran en las profundidades del planeta “podrían estar creando sistemas meteorológicos, transformando las nubes del planeta” en hipnóticas figuras. 

Como resultado, estas son algunas de las imágenes que la NASA consiguiró durante 37 sobrevuelos de Juno, entre 10 mil y 4 mil 667 km sobre la capa nubosa, durante 18 meses: