*

X

La erupción solar más poderosa en 12 años acaba de ocurrir y está afectando a la Tierra

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/08/2017

Una coincidencia cósmica: hace 2 días se produjo la erupción de masa solar más poderosa en 12 años

La mañana del 6 de septiembre se produjo la erupción de masa solar más grande en 12 años, según informaron científicos de NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration). El Sol emitió dos llamaradas de clase X, la más alta en la clasificación; éstas son explosiones de plasma 10 veces más grandes que la Tierra (en la imagen se puede observar esta masiva eyección de masa coronal).

Las erupciones solares se produjeron de manchas solares en la región A 2673. El Sol tiene ciclos de 11 años que marcan picos en su actividad, y aunque actualmente estamos en un período de baja actividad en las manchas solares, se pueden presentar momentos de intensificación.  

La erupción solar inhabilitó por momentos radios de alta frecuencia y afectó la navegación de baja frecuencia, según informaron los científicos. Las partículas de esta erupción solar pueden causar un incremento de auroras en los polos estos días, así que los cazadores de estos bellísimos espectáculos de luz que se forman por la interacción de la masa solar con la atmósfera deben estar atentos.

El potencial de afectación de estas erupciones yace fundamentalmente en su interacción con el campo magnético de la Tierra y la posibilidad de que los eventos solares de alta magnitud perturben los sistemas eléctricos del planeta y los sistemas de radiocomunicación. Un famoso evento geomagnético en 1859, el llamado evento de Carrington, pudo observarse en el cielo y fue documentado por científicos. Se cree que un evento similar hoy en día afectaría seriamente al planeta, por nuestra dependencia en tecnología sensible a erupciones solares.

Hasta la fecha no se han observado relaciones causales entre estos fenómenos y terremotos y huracanes u otros desastres naturales, pese a que existe mucha especulación al respecto. Los científicos han realizado correlaciones entre datos de tormentas solares y terremotos y no han encontrado un vínculo significativo. Asimismo, tampoco se ha hallado algo significativo, estadísticamente hablando, en torno a la idea de que el cambio climático está produciendo un incremento en terremotos de alta magnitud. Así que al parecer la tormenta geomagnética más poderosa en 12 años y el terremoto de México, un día tras otro, son una simple coincidencia cósmica. Dicho eso, la ciencia evoluciona y en estos casos ciertamente estamos lejos de entender del todo el delicado balance y la interdependencia entre el cosmos y el planeta, o entre el clima y diferentes manifestaciones.

Existe, por otro lado, una aparente correlación entre el geomagnetismo y la intensificación de los sueños, ya sean pesadillas o sueños muy intensos. Esto ocurre, según los investigadores, cuando hay una baja de actividad geomagnética. Ello se explica debido a que la melatonina que se produce en la glándula pineal está relacionada con la actividad solar. 

 

Con información de Science Alert: The Sun Just Erupted The Biggest Solar Flare in 12 Years And It Has Affected Earth

Descubren que en Neptuno y en Urano llueven diamantes sólidos

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/08/2017

Condiciones atmosféricas y una presión extrema hacen que estos gigantes gaseosos tengan una lluvia diamantina

Los planetas transaturninos son el sueño de un amante de las piedras preciosas: en estos gigantes gaseosos llueven diamantes sólidos, según ha averiguado un grupo de investigadores.

Científicos habían observado indirectamente diamantes en los océanos de hidrocarburo que sobrenadan los núcleos sólidos de Neptuno y Urano, pero aunque se especulaba que los diamentes se producen debido a la presión extrema de esta zona, no se había logrado comprobar. Un experimento reciente ha mostrado que se puede producir una "lluvia de diamantes" utilizando rayos láser de alto poder, lo cual hace pensar que es posible que se generen en tormentas que dividen los átomos en hidrógeno y carbono y que luego se cristalizan y se hunden en los océanos como lluvia hasta tocar el manto profundo.

Para lograr la lluvia de diamante en el laboratorio, los investigadores tuvieron que replicar de alguna manera la presión hasta 17 veces mayor que tienen los núcleos planetarios de Neptuno y Urano (como dice la popular frase, es "la presión [la que] hace diamantes"). Los científicos consiguieron esta intensidad usando rayos láser de tipo óptico y rayos X que lanzaron sobre bloques de un plástico compuesto de hidrógeno y carbono (similar a los océanos de estos planetas). Aunque lo que se generó fueron microdiamantes, los investigadores creen que en estos planetas con una presión más larga se crean diamantes más grandes y duraderos.

La investigación podría llevar no sólo a entender a estos gigantes de gas, sino a mejorar los procesos de factura de diamantes.