*

X

Muere Miguel Sánchez Navarro Redo, explorador del "México desconocido"

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/05/2018

Sánchez Navarro Redo fue un importante editor, explorador y promotor en general de la cultura y la natura mexicanas

El pasado 4 de febrero del 2018 en Los Cabos, Baja California Sur, murió el editor, explorador, líder del movimiento ambientalista mexicano y padre de familia Miguel Sánchez Navarro Redo. El filántropo y explorador mexicano realizó importantes labores para la preservación de la naturaleza y la difusión cultural en México a través de la organización civil Pronatura y la editorial México Desconocido, entre otras organizaciones y empresas. 

Sánchez Navarro Redo se desempeñó como presidente y editor de México Desconocido, revista que fuera fundada por el multipremiado periodista y explorador Harry Möller en 1977. Por su labor con esta publicación y la editorial del mismo nombre recibió en el año 2003 el premio Premio Nacional Juan Pablos al Mérito Editorial. La labor de México Desconocido fue única, ya que en su momento llego a ser mucho más que una revista de turismo o de viajes: se convirtió en una publicación de historia, arte, ecología, biología, antropología y en general de divulgación de lo mejor que tenía México. La revista fue, bajo su dirección, una continuación de una profunda tradición de exploradores mexicanos y extranjeros que históricamente han ayudado a preservar la belleza y la diversidad de la cultura y los recursos naturales del país a través del conocimiento y el respeto de las tradiciones y el medio ambiente. Científicos, académicos, fotógrafos y periodistas trabajaron, en ocasiones en conjunto con instituciones gubernamentales y educativas, para dar a conocer ese "México desconocido", creando un importante archivo fotográfico e historiográfico y produciendo diferentes recursos para informar, educar y preservar lugares, tradiciones y especies de flora y fauna. La editorial además editó cientos de libros especializados, produjo una serie de televisión con el nombre La aventura de México Desconocido y varias piezas documentales. 

Miguel Sánchez Navarro Redo también fue reconocido por su labor por la restauración y la preservación del patrimonio natural de México, desempeñándose como presidente del consejo directivo de Pronatura México, una organización que actualmente lleva a cabo una importante labor conservacionista y en favor de la sustentabilidad ambiental.

Dos de su principales amores fueron sin duda los libros y el mar, encabezando él mismo exploraciones en los mares y océanos de las costas mexicanas (aunque también en las profundidades de la selva). Existe una clara coincidencia entre los libros y los mares, que son justamente aquellos elementos por excelencia que tiene el ser humano para aventurarse y conocer lo desconocido. La familia y amigos de Sánchez Navarro Redo lo recuerdan con cariño en su postrera aventura a lo desconocido. En palabras de su amigo y colega Hans Hermann:

Don Miguel Sánchez Navarro Redo explorador, conservacionista, filantrópo, patrón de las artes, esposo, padre y amigo -- el día de ayer falleció uno de las más grandes figuras de México y del movimiento ambientalista y de conservación, quien unió a todas las Pronaturas de México  para constituirse en una sola familia, a lo que él orgullosamente llamaba "El Sistema Pronatura".

Hace 35 años empezaron mis aventuras con Miguel, el proyecto y sueño era Pronatura, viajábamos saltando de ciudad a ciudad y de país a país como verdaderos vendedores de ilusiones, promoviendo la riqueza y maravillas naturales de México y el gran futuro de este país y su gente. Miguel estaba enamorado de la península de Baja California y del mar de Cortés, fue ahí donde vivimos muchas de nuestras aventuras -- desde el hundimiento de barcos para formar arrecifes artificiales, hasta nuestro último viaje a Cabo Pulmo y a la isla Espíritu Santo para promover la protección efectiva de la isla. Cada viaje juntos era como abrir un libro lleno de sorpresas, de cada encuentro aprendía con sus enseñanzas y con su ejemplo.

Miguel ha influido en toda una generación de líderes de conservación, deja un gran legado en su extraordinaria familia, en México, en Pronatura, y en todos los que tuvimos la oportunidad de ser sus amigos y trabajar con él. Ayer falleció mi Jefe, mi gran amigo y mi hermano -- siento un profundo vacío, que habrá que llenar día a día trabajando con la misma generosidad y pasión que nos dejó como ejemplo.

Descanse en Paz mi querido Miguel Sánchez Navarro Redo. 

¿Hemos llegado al punto en que la seducción o el coqueteo insistente son considerados crímenes?

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/05/2018

¿El coqueteo torpe, la galantería, el intento de seducción, en un ambiente enrarecido, podrían ser considerados abuso sexual?

El feminismo ha sido un movimiento sumamente importante que ha logrado avances significativos en los derechos de las mujeres, pero la persistencia de una cierta veta machista y la radicalización del mismo feminismo han llegado a un punto de enfrentamiento y a un ambiente de animadversión que ha merecido la denuncia de un grupo de mujeres francesas, quienes acaso son conscientes de que este estado de las cosas está afectando la naturaleza más básica e íntima de la relación entre hombres y mujeres.

El grupo, en el que se encuentran Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet, la cantante Ingrid Caven, la editora Joëlle Losfeld, la cineasta Brigitte Sy, la artista Gloria Friedmann y la ilustradora Stéphanie Blake, es consciente de que no se debe tolerar la violencia o el abuso sexual, pero afirma que no debe extenderse este clima a trastornar y enrarecer el acto mismo de la seducción o la forma en la que un hombre se acerca a una mujer por la cual siente deseo. Sentir deseo y querer acercarse a alguien es el acto más natural que existe, y así, resulta un tanto ridículo que un hombre sea obligado a dimitir simplemente "por haber tocado una rodilla, intentado dar un beso, hablado de cosas intimas en una cena profesional o enviado mensajes con connotaciones sexuales a una mujer que no sentía una atracción recíproca". La insistencia de seducción, el coqueteo torpe o la galantería, señalan estas mujeres, no son crímenes, son cosas que existen y existirán entre el hombre y la mujer y que, en sus cabales, las mismas mujeres jamás desearían que dejaran de existir. Asimismo, según estas mujeres francesas, la mujer debe poder vivir libremente sin la idea de verse como una víctima. Aunque existen ciertamente muchas mujeres que han sido víctimas (y por lo tanto hombres que deben hacerse responsables de sus actos), la noción de víctima como etiqueta de sexo no es algo que, al menos ellas, compartan o piensen que deba ser colocada a la mujer.

Si un velo sombrío y prohibitivo se mantiene sobre la seducción, esto entorpecería y enrarecería nuestras relaciones. Y la realidad es que, para el hombre como para la mujer, no hay nada que sea más importante para su bienestar que las relaciones amorosas. La idea de un cierto feminismo radical en el que la mujer no necesita al hombre para ser feliz es simplemente absurda, la necesidad es mutua. Y ambos sexos se necesitan, en gran medida, porque son diferentes.

Otra cosas es crear o utilizar posiciones de poder para forzar a mujeres a hacer cosas que no desean. Por supuesto, lo más delicado del asunto y que no es fácil de resolver es definir cuándo se realiza una petición en una llamada posición de privilegio, donde una mujer es vulnerable a ceder a dicha invitación no por su propio deseo sino por temor al poder del individuo en cuestión. Y en la complejidad de establecer esta línea divisoria, era de esperarse que algunas mujeres han acusado al grupo de mujeres francesas firmantes de "misoginia interiorizada". Sin embargo, en todo caso, por lo que se debe luchar es por que los hombres que realmente realizan abusos sean castigados, para que las mujeres que se ven en esas situaciones se sepan protegidas y no tengan que someterse a los deseos del otro. Es indudable que existen muchos países donde abundan entornos que privilegian a los hombres y dejan impunes sus actos. Los movimientos sociales deben trabajar en denunciar esto y en establecer condiciones más equitativas. Dicho eso, se debe diferenciar entre lo que es violencia, es decir, lo que viola el deseo del otro, lastima su integridad o penetra su espacio personal de manera violenta y lo que es la legítima exteriorización del interés sexual, el cual no puede considerarse un crimen. 

Hoy en día estamos ante un clima de paranoia en el que se generan cosas como el lanzamiento de una app para declarar consentimiento sexual entre dos personas para evitar acción legal. Las mujeres francesas que firmaron este documento mantienen que corremos el riesgo de perder la espontaneidad que es la energía vital del sexo y entrar en un nuevo puritanismo sexual -que asocian con la sociedad estadounidense- donde las relaciones son transacciones mecánicas.